PODEMOS.Lominchar

Grupo Sada cierra en Lominchar

Estos cierres quitan un importante foco de empleo en Lominchar

Lominchar 63 0

Grupo Sada, uno de los principales mataderos avícolas de España, ha anunciado un plan de reestructuración que incluye el cierre de su planta en La Rinconada, Sevilla; y el de la sala de despiece de Lominchar, en Toledo; además de la venta de su centro en Rafelbuñol, Valencia, según informa el sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

La dirección de Grupo Sada comunicó ayer martes a los sindicatos su deseo de acometer este plan de reestructuración. En el caso de la provincia de Sevilla, la empresa ofrece recolocar, tras el cierre del centro de La Rinconada, a todo su personal en la planta cercana de Alcalá de Guadaíra; mientras que, en Valencia, la empresa venderá su planta en Rafelbuñol, si bien con el compromiso por parte del comprador de mantener el empleo y las condiciones laborales de la plantilla.

En el caso de Toledo, la dirección pretende poner fin a la actividad de la sala de despiece de Lominchar, según informan desde el sindicato que afirma además su compromiso en “defender” el interés general de la plantilla, el empleo y “medidas no traumáticas” en este proceso de reestructuración, que acaba de iniciar su período de negociación.

Un 20% de cuota de mercado

Grupo Sada posee actualmente nueve plantas y más de 1.900 personas en nómina en toda España, lo que lo convierte en una de las mayores empresas del sector de mataderos avícolas, con un 20% de cuota de mercado, según afirmaron desde los sindicatos con la ocasión de la reciente huelga en el sector.

Con este plan de reestructuración la empresa prende abandonar “a corto plazo” la senda de pérdidas que había acumulado y asegurar la viabilidad de la compañía, añaden en las mismas fuentes.

Dentro del plan, la peor parte se la llevará la planta toledana de Lominchar, donde la empresa pretende cerrar la sala de despiece, que emplea a entre 160 y 200 personas. En torno a la mitad podrá optar por trasladarse a Cataluña, a la planta de Lleida; en principio, los demás serán despedidos, aunque la planta toledana mantendrá la producción de elaborados y carne para salchichas.

Evitar el despido de los fijos

En el período de consulta y negociación, Comisiones Obreras tratará de evitar el despido del personal fijo, y exigirá que se tomen medidas menos drásticas, como poner fin a las horas extraordinarias, y a los contratos mercantiles que prestan servicios dentro del Grupo Sada.

En cuanto a la planta de La Rinconada, la empresa ofrece el traslado a Alcalá de Guadaíra, que se encuentra a quince kilómetros de la anterior. Por lo demás, en Rafelbuñol, la dirección de la compañía ha anunciado que tienen “muy avanzada” la venta del centro valenciano a una empresa del sector, tras la cual se mantendrán “todos” los puestos de trabajo y las condiciones laborales, gracias a un proceso de subrogación cuyo cumplimiento supervisará el sindicato, afirman.

Aparte, este plan de viabilidad se completa con una inversión máxima de 10 millones de euros en los centros de Alcalá de Guadaíra, Lleida y Sueca, también Valencia; más ocho millones adicionales al año para el resto de plantas.


Solo los usuarios registrados pueden dejar comentarios, registrarte solo te llevara unos momentos.

Comentarios


No hay comentarios, sé el primero en dejar uno.